domingo, 22 julio 2018

Láser de Color

E-mail

 

Las impresoras láser, son usualmente dispositivos monocromáticos, pero como la mayoría de las tecnologías monocromáticas, puede ser adaptada al color. Cualquier, color puede ser hecho por una combinación de cian, magenta, y amarillo, realizando cuatro pasadas a través del proceso electro-fotográfico, generalmente ubicando los tóners en la página uno a la vez, o construyendo la imagen a cuatro colores en una superficie intermedia de transferencia. La mayoría de las impresoras láser tienen una resolución nativa de 600 o 1200 dpi.


ImpresorasUn modo a más baja resolución puede obtenerse variando la intensidad de sus spots láser o LED, pero logra puntos de tóner multinivel más rústicos, resultando más una mezcla de impresión contone y medio tono que de tono continúo. La velocidad, promedio varía entre 3 y 5 ppm en color y 12 a 14 ppm en monocromo. Un área clave del desarrollo, en la que la impresora LED de Lexmark ha sido pionera, es la de incrementar la velocidad de impresión a color hasta el nivel de las blanco y negro, mediante el procesamiento simultáneo de los cuatro tóners y logrando así imprimir en una sola pasada.


La Optra Colour 1200N de Lexmark, logra esto mediante un procesamiento completamente separado de los colores. La compactación, que surge del uso de las series de LEDs, permite que la parafernalia asociada con una unidad de imagen láser pueda ser construida con cuatro cabezales de impresión. Los cartuchos de tóner CMY y K, son colocados en el sendero de papel y cada unidad tiene su propio tambor fotoconductiva. Por encima, de cada unidad hay cuatro series de LEDs, de nuevo, una por cada color. Los datos, pueden ser enviados a las cuatro cabezas simultáneamente. El proceso, comienza por el magenta y pasa a través del cian y amarillo, con el negro siendo colocado último.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos